Las operadoras de televisión por cable respiran tranquilas

Algo sospechoso se había producido en los últimos tiempos en Badalona, donde una red de pirateo de canales de televisión de pago estaba proporcionando el servicio de forma ilegal a 1600 usuarios potenciales.

Para llevar a cabo el trabajo se había extendido una instalación de cable, de una extensión de cientos de kilómetros, a lo largo de la región. Tomando esto como base los responsables de la red estaban vendiendo su servicio de cable ilegal a todo tipo de personas e incluso a establecimientos públicos, como bares.

Las tarifas se presuponía que eran más reducidas a las legales, proporcionando beneficios de 6 millones de euros en un total de 10 años en los que la red de pirateo de cable ha estado activa.

Para la policía la investigación comenzó al descubrir que efectivamente había una red ilegal que se ocupaba de llevar el cable a todo tipo de hogares y negocios. En total había 10 bares de la población entre la lista de los clientes.

La operación contó con el apoyo de las propias empresas de televisión por cable, que confirmaron que no existía ningún negocio autorizado de este tipo en el lugar. Los bares, por su lado, no pudieron aportar contrato de las instalaciones y el servicio que se les estaba proporcionando.

Vía | Cinco Días

Related posts:

  1. Las empresas de televisión dan las campanadas con famosos
  2. Las operadoras luchan en España contra WhatsApp
Escrito por | 8 de marzo de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Televisión | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta